Las restricciones y prohibiciones que viven las mujeres en Arabia Saudita

Entre las insólitas prohibiciones está la de entrar a los templos o cementerios solas.
Mujeres saudíes no tienen la libertad para realizar actividades, muchas deben regirse también a las leyes de Islam. | Fuente: AFP

Arabia Saudita es un ejemplo de los países con cultura completamente diferente a la que se vive en otros países del mundo, eso lo demuestran algunas de las actividades que realizan, pero sobre todo las que tienen prohibidas.

No solo en religión, también su cultura y su tradición, los saudíes realizan una serie de acciones pero algunas de estas no son permitidas de expresar libremente. Algunas como no escribir con la mano izquierda, no profesar otra religión que no sea el Islam o comer carne de cerdo son solo algunos de los ejemplos.

Sin embargo, las prohibiciones afectan también a las mujeres saudíes, quienes no pueden realizar algunas actividades. Algunas de ellas expuestas a continuación.

Las manifestaciones de amor o de amistad están terminantemente prohibidas, es considerada una de las que jamás se pueden realizar en este país, por lo que celebraciones como San Valentín están vetadas, incluso tiendas y locales son cerrados para esta fecha para no generarse un problema con las autoridades.

Las mujeres tampoco tienen la libertad de elegir a su esposo, esto a pesar que en el 2005 se prohibió que se concerté uniones de manera forzada; cabe indicar que en caso de unión la pareja debe ser musulmán. Esto deriva a otra prohibición, en la que la mujer no puede realizar actividades con toda libertad, pues hace un tiempo debían contar con un tutor masculino, ahora debe regirse a las leyes del Islam.

La vestimenta también tiene una restricción, las mujeres están prohibidas de mostrar parte de su cuerpo, por lo que deben cubrirse de pies a cabeza de acuerdo a sus leyes. De igual modo, está prohibido que ingresen a tiendas y puedan probarse ropa, por lo que deben comprarla y ponérsela recién en casa.

Las mujeres también están vetadas de ingresar a templos o a cementerios solas, acceder a estos lugares sagrados es prohibido, ni siquiera para despedir a algún familiar.

En los últimos años y con la asunción en el poder del príncipe heredero, Mohammed Bin Salman, las reglas han variado en muchos sentidos, algunas de sus medidas está la ocurrida en setiembre del 2017 cuando se anuló la prohibición a que las mujeres conduzcan vehículos, pese a que existen algunas restricciones mucho más severas.

Hace un tiempo también se levantó la prohibición a que mujeres y varones compartan espacios públicos y se permitió el ingreso de cadenas de cines. Se desconoce aún si esto permanecerá o se levantarán más prohibiciones, sin embargo, se espera que los cambios lleguen para una libertad para las mujeres saudíes.

AFP

0 Comentarios
¿Qué opinas?