Siria
El número de muertos podría aumentar porque hay muchos heridos en estado grave y desaparecidos. | Fuente: EFE

Al menos 52 milicianos del grupo chií libanés Hizbulá y otros combatientes leales al presidente sirio, Bachar al Asad, fallecieron en ataques de aviones no identificados contra sus posiciones en la frontera de Siria con Irak, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG destacó que los bombardeos se produjeron poco antes de la medianoche en la zona de Al Bukamal, en el este de Siria, en la carretera que une la capital libanesa, Beirut, y la iraní, Teherán.

Además, detalló que 16 de las víctimas mortales son de nacionalidad siria y el resto miembros de Hizbulá, aunque se desconoce si estos últimos son libaneses o iraquíes.

El Observatorio también advirtió de que el número de muertos podría aumentar porque hay muchos heridos en estado grave y desaparecidos.

Por su parte, la agencia de noticias estatal siria, SANA, responsabilizó a la coalición internacional liderada por Estados Unidos del bombardeo contra, según la fuente, unas de las posiciones del Ejército gubernamental al sureste de Al Bukamal.

Una fuente militar citada por SANA dijo que la coalición atacó una posición castrense en la localidad de Al Hari y causó varios muertos y heridos en las filas gubernamentales, pero no ofreció una cifra exacta de víctimas.

Según la agencia oficial, el bombardeo se produce tres días después de que unidades del Ejército sirio tomaran el control de una extensa área en la zona desértica próxima a la ciudad de Al Mayadín, en el este de la provincia de Deir al Zur (noreste), que estaba en manos del grupo terrorista Estado Islámico. (EFE)