Chile: Fuerzas Armadas
La situación de mucha tensión ha puesto en aprietos al gobierno de Gabriel Boric | Fuente: Gobierno de Chile

El Gobierno de Chile ha advertido que si se producen altercados en la Macrozona Sur, donde impera el estado de excepción, y las Fuerzas Armadas son atacadas, estas se verán obligadas a "responder".

"Evidentemente en el caso de ser atacadas van a tener que responder y defender su vida", ha aseverado la ministra del Interior de Chile, Izkia Siches, según recoge el diario 'La Tercera'.

Chile anunció esta semana la imposición del estado de emergencia en la Macrozona Sur y que permitirá a los militares chilenos "resguardar rutas y caminos" para hacer frente a la situación de violencia en La Araucanía, la región chilena con mayor concentración de indígenas mapuche.

Sin embargo, Siches ha incidido en que la medida es un "parche", pues "no soluciona los problemas de fondo" que afronta esta zona del país ya que "el crimen organizado, el robo de madera o el narcotráfico" son asuntos que "no se van a resolver".

"A veces se piensa que los militares van a resolver el problema en La Araucanía y eso no es efectivo, lo hemos visto en los últimos seis meses. En realidad, es algo que permite asegurar las rutas, conducir rutas seguras para el libre desplazamiento, pero no mucho más que eso", explicó la ministra del Interior.

 

Más allá de esto, Siches ha remarcado su oposición frontal, y la del Gobierno, ante cualquier tipo de enfrentamiento con las Fuerzas Armadas, y ha recordado que el Ejecutivo siempre ha apelado al diálogo. "No queremos víctima tanto civiles como tampoco uniformados ni carabineros", recalcó. 

"Si se quieren utilizar esas demandas (de los pueblos indígenas) para enfrascar o disfrazar el crimen organizado, el narcotráfico u otros eventos delictivos (...) nuestro Gobierno va a ser claro, enfático y no va a descansar en perseguir y encontrar a los responsables", sostuvo Siches.

Zona de conflicto por tierras

La ministra del Interior de Chile, Izkia Siches, decretó el lunes pasado "estado de excepción" en dos regiones del sur, una medida que durante meses criticó ferozmente, y que permite el despliegue de las Fuerzas Armadas para tratar de apaciguar la creciente violencia en la zona del denominado "conflicto mapuche".

Esta medida, que implica un despliegue militar, regirá en toda la región de La Araucanía y en dos provincias de la región del Biobío (sur) para "resguardar las rutas, permitir el libre tránsito de personas y el abastecimiento", señaló tras reconocer un aumento de la violencia en los últimos meses.

En estas y otras zonas del sur de Chile existe desde hace décadas una disputa territorial entre el Estado, algunas comunidades mapuche y empresas forestales que explotan tierras consideradas ancestrales por los indígenas.

(Con información de Europa Press y EFE)