Wang Meiyu estaba detenido desde principios de julio en una cárcel de Hengyang, en el centro de China. | Fuente: Chinese Human Rights Defenders

La organización defensora de los derechos humanos Chinese Human Rights Defenders (CHRD, por sus siglas en inglés) exigió una investigación independiente sobre la reciente muerte del activista Wang Meiyu, quien el pasado año había pedido públicamente la dimisión del presidente chino, Xi Jinping.

"El Gobierno chino debe investigar la supuesta tortura y la muerte, mientras estaba detenido, del activista de derechos humanos Wang Meiyu, y hacer que los perpetradores de la tortura y ejecución extrajudicial rindan cuentas", indicó un comunicado emitido este viernes por CHRD.

Asimismo, la ONG pidió a las autoridades que levanten "las restricciones a la familia de Wang Meiyu" y que les permita "libertad de expresión y de buscar justicia para Wang".

El pasado día 23, la familia de Wang recibió la notificación del deceso por parte de las autoridades, que mantenían a Wang detenido desde principios de julio en una cárcel de Hengyang, su ciudad natal, en el centro de China.

En aquel momento, la Policía no aportó más detalles sobre el fallecimiento de Wang.

Según CHRD, la viuda pudo ver el cadáver, que presentaba "heridas en el rostro, y ojos, boca, fosas nasales y orejas ensangrentadas".

"La Policía la presionó para que aceptara su versión (oficial) de que la muerte de Wang había sido un accidente después de una enfermedad aguda, a lo que se negó", indicó el texto de la ONG.

Tanto la madre como la viuda de Wang han estado bajo vigilancia policial desde el día en que conocieron la muerte del activista. (EFE)

¿Qué opinas?