Una mujer mató a sus dos hijos y se suicidó al creer que su esposo había muerto

La mujer se suicidó después de un accidente vehicular en el que su esposo supuestamente había muerto. Sin embargo, el hombre apareció luego y confesó que había fingido su muerte.

Foto de la pareja en la red social china | Fuente: Weibo

Una mujer china mató a sus dos hijos y se suicidó al creer que su marido había fallecido. Este hecho ocurrió en el condado de Xinhua, en la provincia china de Hunan. Lo que había sucedido es que el padre había simulado su muerte en un accidente de tráfico para cobrar la indemnización de la compañía de seguros.

La mujer de apellido Dai y de 31 años acabó con su vida y la de sus hijos al no ser capaz de afrontar la supuesta pérdida y haber quedad sin dinero. Días después, el esposo de 34 años y de apellido He reapareció y explicó a la policía su intento de fraude para lograr captar fondos que lo ayudarán a afrontar la crisis económica que atravesaba la familia.

Según el periódico Xiaoxiang Morning Herald, el 19 de setiembre, He desapareció repentinamente. El día anterior, la pareja había discutido y él había declarado que iba a asumir sus responsabilidades” por los problemas económicos que sufrían y la instaba a “cuidar de su hijo e hija”.

He y Dai habían adquirido una deuda con varias plataformas de crédito online para el tratamiento de su hija de 3 años que sufría de epilepsia. En total, tenían una deuda de 12,500 euros.

La policía encontró días después el auto de He hundido en un río cercano tras obtener información del GPS del vehículo. En su interior, los investigadores encontraron documentación y objetos personales, pero no hubo rastro de su cuerpo.

El pasado 10 de octubre, 20 días después de la desaparición de He, Dai publicó una carta en sus redes sociales en las que hacía referencia al suicidio. Su familia alertó a las autoridades que no la encontraron. Luego de un día, los equipos de búsqueda hallaron los cuerpos de Dai y sus hijos de cuatro y tres años en un estanque.

El esposo de Dai se entregó a la policía de forma voluntaria horas después. Ante las autoridades, confesó que a principios de setiembre había contratado un seguro de vida valorado en 125,500 euros y que había nombrado beneficiaria a su mujer.

La policía detuvo al hombre y lo acusó de cargos de fraude y daños a la propiedad ajena, por el auto que chocó. El medio local reportó que las autoridades que tomaron su declaración apenas podían entenderle debido a su llanto y desesperación.

Sepa más:
¿Qué opinas?