CHINA-HEALTH-VIRUS
Ahora las autoridades chinas deben enfrentar los casos importados. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: HECTOR RETAMAL

Por segundo día consecutivo, el Gobierno de China anunció que no registró nuevos casos de contagio local del COVID-19; sin embargo, sí confirmaron un incremento de las infecciones importadas.

La reducción en el número de casos en China ofrece un rayo de esperanza para el resto del mundo a medida que una gran cantidad de otras naciones se encierran en un esfuerzo por contener la propagación de la pandemia.

El número de muertes en China también se ha reducido drásticamente, y la Comisión Nacional de Salud reportó el viernes otras tres víctimas fatales, el menor saldo diario desde que comenzó a publicar cifras, en enero.

En un hito sombrío que muestra cómo la crisis se ha trasladado de Asia a Europa, el número de muertos de China, 3,248, fue superado el jueves por Italia, donde más de 3,400 personas han muerto.

Se cree que el virus surgió en un mercado de animales en la ciudad china de Wuhan en diciembre.

En enero, unos 56 millones de personas en Wuhan y la provincia de Hubei fueron sometidas a una gigantesca cuarentena, aunque las autoridades ya comenzaron a disminuir progresivamente las restricciones de viajes y desplazamientos.

Sin embargo, China ahora está preocupada por una segunda ola de infecciones provenientes del extranjero, lo que llevó a varias regiones, incluida Pekín, a obligar a las llegadas internacionales a someterse a una cuarentena durante 14 días.

La Comisión Nacional de Salud reportó 39 nuevos casos importados el viernes, elevando el total a 228.

(Con información de AFP)