Iván Duque, presidente de Colombia.
Iván Duque, presidente de Colombia. | Fuente: AFP

Un helicóptero en el que viajaba el presidente de Colombia, Iván Duque, y sus ministros de Interior y de Defensa, fue atacado a tiros en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, pero el mandatario y demás ocupantes de la aeronave resultaron ilesos.

En un mensaje al país, Duque confirmó que la aeronave en la que viajaba fue "víctima de un atentado" cuando su comitiva se aproximaba a la ciudad de Cúcuta, en el norte colombiano.  

El diario La Opinión, de Cúcuta, capital de Norte de Santander, señaló que, al parecer, el helicóptero presidencial recibió tres impactos de bala cuando volaba desde la localidad de Sardinata, en la convulsa región del Catatumbo, hacia esa ciudad. 

"Nos encontrábamos en el helicóptero el señor ministro de Defensa, el ministro del interior y el gobernador del norte de Santander y mi persona. Tanto el dispositivo aéreo, como la capacidad de la aeronave, evitaron que ocurriera algo letal; lo cierto es que es un atentado cobarde, donde se ven impactos de bala a la aeronave presidencial". dijo.

El mandatario colombiano dijo que su gobierno no va a "desfallecer un solo minuto, un solo día, en la lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo, y contra los organismos de criminalidad organizada que operan en el pais".

Iván Duque informó que ha dado "instrucciones muy claras" a su equipo de seguridad "de ir detrás de quienes dispararon contra la aeronave y pusieron en riesgo la vida de otras personas".

"El mensaje es que Colombia sigue siempre fuerte enfrentando a la criminalidad y nuestras instituciones están por encima de cualquier amenaza", dijo el presidente al cerrar su breve mensajes, 

Políticos rechazan atentado contra Iván Duque

Iván Duque estuvo este viernes en Sardinata, donde presentó avances del programa "Paz con legalidad" relacionado con la implementación del acuerdo firmado en noviembre de 2016 con la guerrilla de las FARC.

En la convulsa región del Catatumbo tienen presencia la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN); un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno como una banda criminal; disidentes de la extinta guerrilla de las FARC y grupos narcotraficantes que se enfrentan por el control territorial.

El atentado fue rechazado de inmediato por políticos de diferente signo, como el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien aseguró en Twitter que las personas que "maquinaron este atentado quisieron arrebatarle a ellos sus vidas y la democracia a todos los colombianos".

Igualmente se manifestó el senador de izquierdas Iván Cepeda, uno de los principales opositores de Duque, quien escribió en esa red social: "Mi absoluto rechazo a este atentado". (Con información de EFEI

Sepa más: