Mariano Rajoy es presidente de España desde 2011.
Mariano Rajoy es presidente de España desde 2011. | Fuente: AFP

El presidente de España, Mariano Rajoy, defendió este domingo el cese del Gobierno de Cataluña y la convocatoria de elecciones en esa región para poner fin al "delirio" de los independentistas" y después de "haber agotado todas las vías".

Rajoy viajó este domingo a Barcelona para apoyar al candidato de su partido, el PP (centroderecha), Xavier García Albiol, en las elecciones regionales del 21 de diciembre, en su primera vista a Cataluña desde la puesta en marcha de dichas medidas el pasado 27 de octubre, tras la declaración de independencia que tuvo lugar en el Parlamento catalán.

Entre esas medidas, amparadas en el artículo 155 de la Constitución, estaban el cese del Gobierno catalán, la disolución de su Parlamento y la convocatoria de elecciones regionales el próximo 21 de diciembre.

"Había que recuperar el respeto a la libertad y la convivencia y era urgente restituir el autogobierno y el interés general" y para frenar la "escalada de agresión a la convivencia", dijo Rajoy en defensa de esa decisión política. Subrayó que era además "inaplazable devolver la legalidad a las instituciones en Cataluña". "Por eso lo hicimos y no por otra razón", concluyó.

Rajoy estará muy presente en la campaña electoral catalana, no porque vaya a ir más de lo habitual, sino porque según fuentes de su partido, quieren transmitir un mensaje claro: que el PP es un "valor seguro" y que ha sacado a Cataluña del "atolladero" impulsando las medidas del artículo 155 de la Constitución, aunque las hayan apoyado otros grupos parlamentarios.

El PP, fuerza política minoritaria en Cataluña, consiguió en las últimas elecciones regionales de 2015 once escaños de los 135 que componen la Cámara regional, y se convertía en el quinto grupo parlamentario.

¿Qué pasó en Cataluña?

La mayoría secesionista del Parlamento catalán buscó la independencia a través de un referendo no aprobado por el Gobierno de España que se celebró el 1 de octubre. Luego de que un 90% de los votos de la consulta popular fue a favor de la independencia, el entonces presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, declaró la separación de España el 27 de octubre.

El Gobierno de España tomó el control de Cataluña y destituyó a Puigdemont, quien huyó a Bélgica, el 31 de octubre. Carme Forcadell y otros cinco miembros de la Mesa del Parlamento secesionista están convocados mañana jueves ante el Tribunal Supremo para prestar declaración por los supuestos delitos de rebelión y sedición, entre otros. (Con información de EFE)

La independencia sigue siendo un sueño para un sector de los catalanes.
La independencia sigue siendo un sueño para un sector de los catalanes. | Fuente: AFP