Los datos de la vacuna experimental son aún parte de la fase 1 y 2 de pruebas clínicas, por lo que son muy preliminares.
Los datos de la vacuna experimental son aún parte de la fase 1 y 2 de pruebas clínicas, por lo que son muy preliminares. | Fuente: EFE

La vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la COVID-19) desarrollada por la estadounidense Novavax ha mostrado respuesta inmune positiva, pese a que generó efectos secundarios moderados en la mayoría de participantes, informó la empresa en un comunicado.

Los datos de la vacuna experimental son aún parte de la fase 1 y 2 de pruebas clínicas, por lo que son muy preliminares, además de haber sido publicados pero aún no revisados por parte de la comunidad científica.

Las pruebas se hicieron a 130 voluntarios sanos y todos los que recibieron la vacuna y no el placebo desarrollaron anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

La respuesta más positiva se dio en aquellos que recibieron dos dosis separadas por tres semanas, ya que desarrollaron un nivel de anticuerpos cuatro veces superiores a pacientes que se han recuperado de la enfermedad.

El 80 % de los voluntarios, reclutados en Australia, que recibieron la vacuna desarrollaron efectos secundarios, especialmente dolores, mientras que un 60% tuvo dolores de cabeza y musculares. Unos ocho llegaron a sufrir efectos "severos", pero de los que se recuperaron en unos días y no requirieron hospitalización.

Los resultados son prometedores, pero como el de otras farmacéuticas y biotecnológicas que se han sumado a la carrera para encontrar la vacuna de la COVID-19, no son aún concluyentes.

Moderna, AstraZeneca-Oxford y Pfizer están trabajando ya en reclutar 30 000 voluntarios cada una para iniciar la fase 3 y definitiva de las pruebas clínicas que determinen la eficacia y seguridad de la vacuna y permita que los reguladores autoricen su producción en masa.

Novavax, una pequeña farmacéutica de Maryland, recibió 1 600 millones de dólares para trabajar en el desarrollo de la vacuna por parte de la Operación 'Warp Speed' del Gobierno estadounidense.

"Los datos de la fase 1 demuestran que la NVX-CoV2373 es una vacuna de COVID-19 bien tolerada con un perfil inmunogenético robusto", indicó en un comunicado el presidente de Novavax, Gregory Glenn.

Novavax aseguró que se dispone a preparar la crítica fase 3 de las pruebas de la vacuna y para tener capacidad de producir 100 millones de dosis una vez autorizada su distribución entre la población.

EFE