Corea del Norte devolvió a EE.UU. parte de los restos de los soldados que murieron en la Guerra de Corea. | Fuente: EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, agradeció al líder norcoreano, Kim Jong-un, la entrega de restos de soldados estadounidenses muertos en la Guerra de Corea (1950-1953).

“Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias Kim Jong-un”, tuiteó Trump, para quien el gesto supone un triunfo diplomático al tratarse de uno de los puntos acordados en la histórica reunión de ambos mandatarios del pasado 12 junio.

Previamente, la Casa Blanca había anunciado en un comunicado que un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EEUU, con miembros del Comando de Naciones Unidas para Corea a bordo, había recogido los restos en el aeropuerto de la ciudad costera de Wonsan, en el este de Corea del Norte.

El Comando, en otra nota, explicó que se trataba de 55 cajas con restos de soldados que el avión transportó hasta la base aérea de Osan en Pyeongtaek, a unos 70 kilómetros al sur de Seúl (Corea del Sur), donde aterrizó antes del mediodía hora local.

Allí fueron trasladadas, en un acto cargado de solemnidad, por soldados vestidos de uniforme de gala y guantes blancos, a la espera de la ceremonia oficial de repatriación que el Gobierno de EEUU llevará a cabo el próximo 1 de agosto.

“Hoy, Kim Jong-un cumple parte del compromiso que asumió con el presidente de devolver a nuestros soldados caídos. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el momento para un cambio positivo”, indicó la Casa Blanca.

Las cajas, cubiertas con banderas azules con el emblema de Naciones Unidas, fueron colocadas en camionetas que esperaban en la pista de aterrizaje de Orsan.

La entrega de hoy “es un primer paso significativo para reiniciar la repatriación de restos” desde Corea del Norte y las operaciones de búsqueda sobre terreno de los 5.300 soldados que se estima murieron allá, añadió la Casa Blanca. (EFE)


¿Qué opinas?