Donald Trump, presidente de Estados Unidos. | Fuente: AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles proyectos de ley en apoyo a las protestas de Hong Kong al tiempo que abogó por una solución "amistosa" de las diferencias entre la ex colonia británica y Pekín.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, Trump, que había sugerido que iba a vetar los proyectos, indicó que finalmente los suscribió por "respeto" al presidente chino, Xi Jinping, y el pueblo de Hong Kong.

Trump afirmó que los proyectos se han promovido "con la esperanza de que los líderes y representantes de China y Hong Kong serán capaces de resolver amistosamente sus diferencias dirigiéndose a un largo periodo de paz y prosperidad para todos".

Los proyectos aprobados

El primero de los proyectos, conocido como "Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong" y aprobado la semana pasada por el Congreso, tiene como objetivo "proteger" los derechos humanos en la ex colonia británica y que da poderes al Gobierno de Trump para sancionar a funcionarios chinos.

Más en concreto, el texto requiere al Gobierno de Estados Unidos que, a través del Departamento de Estado, certifique una vez al año que China mantiene su trato especial a Hong Kong con el respeto a su autonomía ante el riesgo de sanciones. La iniciativa también contempla sanciones contra funcionarios chinos responsables de violaciones a los derechos humanos como detenciones arbitrarias, torturas, confesiones forzadas o entregas extrajudiciales, entre otras.

Además de este proyecto, Trump también rubricó un segundo texto que prohíbe la exportación de material antidisturbios para las fuerzas de seguridad hongkonesas.

China reacciona

En respuesta, el gobierno chino dijo que la ley promulgada en Washington "es una abominación absoluta" que oculta "intenciones siniestras" y amenazó con tomar "medidas de represalia"

La ley estadounidense "es un acto de hegemonía pura y simple", acusó el ministerio chino, que había advertido al presidente estadounidense contra una promulgación de la ley aprobada la semana pasada por el Congreso. Este texto "apoya descaradamente los actos cometidos contra ciudadanos inocentes que han sido golpeados, heridos y quemados (...) por delincuentes violentos", agregó el régimen chino.

Desde el comienzo de las manifestaciones por la democracia en la antigua colonia británica hace casi seis meses, Pekín denuncia a los "alborotadores" guiados desde lejos -dice- por países extranjeros, especialmente por Estados Unidos y el Reino Unido. El gobierno de Hong Kong, por su parte, expresó su "profundo pesar" por la promulgación y estimó que "transmite un mensaje equivocado a los manifestantes". (Con información de EFE y AFP)

¿Qué opinas?