Un colegio aprendió lenguaje de signos para que una niña sorda no se sintiera excluida

El centro educativo, ubicado en el estado de Maine, colocó carteles en todos los pasillos e incluso ha instalado traductores simultáneos para que la pequeña Morey Belanger se pueda comunicar con sus compañeros y docentes.

Morey Belanger tiene seis años y puede comunicarse con sus compañeros. | Fuente: Twitter

Morey Belanger es una niña de seis años y tiene una discapacidad auditiva muy grave. Cuando cumplió la edad necesaria para entrar a un colegio, sus padres se preguntaron si debían ingresar a su hija a un colegio especializado o a otro público, donde no obtendrían el apoyo adecuado. Sin embargo, la realidad les fue bastante diferente.

"Siempre piensas en las cosas malas, como si se burlarían de ella", dijo Shannon a CBS News. “Tomamos la decisión correcta”, agrega. Es que en la escuela en donde ingresó la pequeña, el Consolidated School de Maine, los estudiantes y profesores del centro decidieron aprender la lengua de signos.

La directora del centro, Kimberly Sampietro, dijo a CNN que este hecho le parece maravilloso. “No solo lo hemos aprendido para que todos nos podamos entender y la pequeña se sienta incluida y como una alumna más que cursa Infantil, sino también para que el resto, todos nosotros, podamos aprender de ella”, expresó.

La cadena indicó que es la primera vez que este colegio acoge a una menor con esta discapacidad. Sampietro indicó que los estudiantes han aprendido unos 20 signos. “Hemos contratado profesorado extra para llegar a lo que necesita la pequeña (…) En su caso, necesita comunicarse y haremos lo que esté en nuestras manos para conseguirlo”, declaró.

Además, en los pasillos del colegio se han colocado indicadores en lengua de signos y traductores simultáneos para que la comunicación sea más ágil entre todos. La profesora de la niña, Debra Gallant, contó que cuando ingresó la menor sus compañeros habían aprendido ciertas órdenes en la lengua de signos para ayudarla.

Los padres de Morey dicen que su hija puede necesitar más servicios de apoyo. Pero creen que todo lo que ella necesita ahora es lo que tiene aquí, una comunidad amorosa.

¿Qué opinas?