El personal de rescate tuvo que descender atado a un helicóptero. | Fuente: Flickr

Una mujer cayó de un acantilado de 100 pies de altura, al estar distraída mirando su teléfono. Tras caer al fondo del precipicio, la joven permaneció por 13 horas ahí, hasta que un caminante la escuchó llorar pidiendo ayuda.

Un video publicado por el Departamento de Policía de Los Ángeles muestra a los rescatistas, quienes tuvieron que descender atados a un helicóptero. El accidente ocurrió en Palos Verdes, en la ciudad de Los Ángeles, California.

La mujer, de 32 años, se encontraba caminando alrededor del acantilado este último jueves, cuando cayó inesperadamente mientras estaba atenta a su teléfono celular. No fue hasta las 8 de la mañana del día siguiente que alguien pasó por la zona y escuchó sus pedidos de ayuda.

Debido a que el caminante no logró ayudarla a salir del fondo rocoso, tuvo que llamar a las autoridades. El teniente de Policía Doug Kimura aseguró que la joven tuvo suerte de no morir a causa de las heridas que la caída le produjo.

“Tiene suerte de que alguien la haya escuchado gritando con el ruido que el viento produce”, aseguró Kimura a The Independent.

¿Qué opinas?