El presidente estadounidense Donald Trump sorprendió a los asistentes de la primera jornada de puertas abiertas de la Casa Blanca. El republicano apareció junto a un cuadro de la ex primera dama y rival electoral Hillary Clinton y tuvo un encuentro de apenas de 40 segundos con los visitantes.

“¿Cómo están?”, preguntó el multimillonario presidente al grupo, en su mayoría compuesto de niños de un colegio del estado de Alabama. Ellos aprovecharon para tomar fotos con sus móviles a pesar de los varios metros de distancia que los separaban.

Uno de los niños tuvo la oportunidad de conocer a Donald Trump cuando le pidieron que se le acercara. Luego de abrazarlo, el mandatario le dio una recomendación: “Trabaja duro cada día, trabaja duro”.

Los visitantes a la Casa Blanca se llevaron una sorpresa el martes. | Fuente: CBS News
¿Qué opinas?