Al menos 58 personas murieron el domingo en la noche en Las Vegas luego de que un hombre disparó a la multitud que asistía a un concierto de música country.

Stephen Paddock, el autor de la matanza, disparó desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay. El asesino se suicidó antes de que la Policía lo alcance en su habitación.

El tiroteo comenzó en pleno concierto. | Fuente: Andrew Akiyoshi