La madre pasó unas cuantas horas encerrada en una celda. | Fuente: CBS / Ottawa County Jail

Jodie May, una madre en Michigan (Estados Unidos), decidió castigar a su hija quitándole el iPhone luego de que notó que ella estaba demasiado pendiente de este. No imaginó que iba a terminar arrestada.

Poco después de recibir el castigo, la niña se quejó a su padre, separado de May, quien llamó a la policía aseguró que se trataba de un robo porque, según dijo, el smartphone le pertenecía a él.

Es así como la policía llegó a la casa de la madre, que estaba amamantando a su bebé de cuatro semanas, y la detuvo por unas horas.

“Me dijeron que me iban a arrestar y les pregunté si podía entregarme el lunes siguiente porque tenía un nuevo bebé y aún no se alimentaba”, explicó May en Facebook.

La mujer salió bajo fianza y luego pudo demostrar que su exesposo no era el dueño del iPhone.

Fue algo ridículo. No puedo creer que haya que tenido que vivir esto, que mi hija me pusiera en esta situación, pero estoy feliz con el desenlace”, expresó la madre a CBS.

¿Qué opinas?