El fuego afectó a los municipios vecinos de Sertã y Vila de Rei. | Fuente: @MeteoOs

Cerca de medio millar de bomberos trabajan para controlar cuatro incendios forestales declarados en el distrito de Castelo Branco, en el centro de Portugal, que obligaron a varias evacuaciones por precaución.

La Autoridad Nacional de Protección Civil lusa informó en rueda de prensa que las llamas, que afectan a los municipios vecinos de Sertã y Vila de Rei -a unos 170 kilómetros al norte de Lisboa-, ha dejado tres bomberos heridos leves y uno más grave.

Hasta el momento se han evacuado a 60 personas que se encontraban en una playa fluvial de la zona y una aldea -aunque no en su totalidad, dando prioridad a personas de movilidad reducida- “por prevención”.

Trabajo de los bomberos

Los incendios, en los que trabajan casi una quincena de medios aéreos, también obligaron a las autoridades a cerrar dos carreteras nacionales y una municipal.

El pronóstico de cuándo podrán ser controlados los incendios es "complejo", informó Protección Civil, debido a que al encontrarse en la misma zona "están interactuando entre sí".

De los cuatro incendios preocupan especialmente dos de mayores dimensiones, uno en Vila de Rei y otro en Sertã, población en la que arden otros dos focos.

Prevención

Protección Civil alertó el pasado jueves de que la subida de temperaturas y la disminución de la humedad previstas para este fin de semana aumentaba el peligro de incendios forestales, por lo que pidió a la población que tomase precauciones.

El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera colocó este sábado a diecinueve municipios de seis distritos del país, entre ellos Castelo Branco, en riesgo máximo de incendio. EFE

¿Qué opinas?