Berlín
La iniciativa partió de la Asesoría para los Homosexuales de Berlín. | Fuente: EFE

Berlín abre mañana su primer albergue para refugiados homosexuales y transexuales, un proyecto que acogerá a personas que han huido de su país y que, al llegar a Alemania, se sienten amenazadas en alojamientos masificados debido a su condición sexual.

La iniciativa partió de la Asesoría para los Homosexuales de Berlín, una organización que desde hace décadas trabaja con este colectivo en la capital alemana y donde en los últimos meses se comenzaron a acumular peticiones de ayuda de solicitantes de asilo.

Algunos casos son graves, desde discriminación a violencia, según apunta en un encuentro con medios extranjeros el director de la organización, Marcel de Groot.

Los homosexuales y transexuales normalmente llegan a Alemania solos, sin familia y sin lazos con la gente de su región de origen, con lo que están "aislados social y culturalmente".

Sólo Berlín recibió el año pasado unos 79.000 solicitantes de asilo, por lo que la ciudad-estado ha tenido que recurrir a todo tipo de instalaciones para alojarlos, desde pabellones deportivos y recintos feriales a los hangares del antiguo aeropuerto de Tempelhof.

La falta total de privacidad afecta a todos los refugiados, pero para el colectivo LGBT la situación puede resultar dramática.

EFE