Primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson
Primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson | Fuente: EFE

Asegurando que la democracia triunfará sobre quienes "comenten actos de maldad", el primer ministro británico, Boris Johnson, encabezó el lunes los homenajes al diputado apuñalado mortalmente en su circunscripción por un hombre potencialmente motivado por extremismo islamista, según la policía antiterrorista.

David Amess, de 69 años, un veterano legislador del Partido Conservador de Johnson, ferviente católico, padre de cinco hijos y férreo defensor del Brexit, recibió múltiples puñaladas el viernes cuando recibía a sus electores en una pequeña iglesia de Leigh-on-Sea, en el sureste de Inglaterra.

"Cuando murió estaba haciendo lo que creía firmemente que era la parte más importante del trabajo de cualquier diputado: ofrecer ayuda a los necesitados", afirmó el primer ministro abriendo los homenajes en la Cámara de los Comunes, que volvía trágicamente al trabajo tras un receso con esta sesión especial.

Elegido por primera vez en 1983, Amess era "firme en sus convicciones, pero siempre respetuoso con los que pensaban diferente (...) apreciaremos su memoria, celebraremos su legado y nunca permitiremos que aquellos que cometen actos de maldad triunfen sobre la democracia", agregó.

Tras una oración pronunciada por el capellán de la asamblea, Patricia Hillas, y un minuto de silencio, diputados de todo el espectro político se sucedieron durante horas con discursos, elogios y recuerdos de "una gran persona con un fantástico sentido del humor" que hicieron saltar más de una carcajada.

"Por supuesto que las diferencias son importantes, en eso consiste la democracia, pero el día de hoy nos recuerda que lo que tenemos en común es aún más importante", afirmó el líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, fustigando "un ataque a nuestro modo de vida".

Después, los legisladores, encabezados por el presidente de la cámara, Lindsay Hoyle, se dirigieron en procesión hasta una iglesia junto a la Abadía de Westminster para un servicio religioso en memoria de Amess.

Durante esta ceremonia, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, elogió a un hombre comprometido y recto, que "ganó la admiración y la afección de todas partes, estuvieran o no de acuerdo con él políticamente".

Revisarán medidas de seguridad de políticos

El ataque, cuyos motivos aún no están claros, conmocionó al Reino Unido, aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox, legisladora proeuropea de 41 años, a la que un simpatizante neonazi mató en plena calle a una semana del referéndum sobre el Brexit.

La policía declaró el asesinato como acto terrorista y afirmó que está investigando "una posible motivación vinculada al extremismo islamista".

Este ataque reavivó la preocupación por la seguridad de los parlamentarios y por si reforzar su protección podría dificultar la tradición de reunirse con sus electores semanalmente en sus respectivas circunscripciones locales.

La ministra del Interior, Priti Patel, ordenó que se revisen las medidas de seguridad en estos actos.

(Con información de AFP)


Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La vacuna de Pfizer es segura para menores entre 5 y 11 años?