Angela Merkel
"El virus no puede expandirse si le negamos las condiciones que necesita", dice Angela Merkel. | Fuente: EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció este martes que aunque las cifras del coronavirus en Alemania tienden a la baja, lo que es un éxito, la pandemia todavía no está bajo control, en declaraciones al programa "Farbe bekennen" de la Primera Cadena de la Televisión Alemania (ARD).

"Necesitamos un camino a largo plazo para salir de la pandemia. Las cifras están bajando y la incidencia semanal está por debajo de 100 (contagios por 100.000 habitantes), lo que me alegra, porque hace tiempo que no lográbamos estar allí", dijo.

"Eso muestra que las restricciones actuales tienen efecto. Pero todavía no hemos llegado a la situación en que las oficinas de sanidad tengan el control de la pandemia", añadió.

Angela Merkel, de cara a la próxima reunión con los primeros ministros de los estados federados del 10 de febrero en la que se analizará la evolución de la pandemia y se revisarán medidas, afirmó que no quiere anticipar nada y se refirió al riesgo que implican las mutaciones.

"Tenemos el riesgo de las mutaciones ante el que tenemos que ser muy cuidadosos. Ojalá que hasta el día de la reunión tengamos más datos al respecto, pero hay que mantener la prudencia", explicó.

Angela Merkel agregó sin embargo que no se trata de esperar a que todo el mundo esté vacunado para volver a cierto grado de normalidad y recordó como, tras la primera ola, se logró llegar a una situación que permitió tener muchas libertades durante el verano.

"El virus no puede expandirse si le negamos las condiciones que necesita. En la primera ola ya se vio que si se cumplen las reglas, mantener distancias y respetar normas de higiene, se puede controlar la pandemia. En verano no tuvimos una absoluta normalidad pero si un gran grado de libertad", relató.

Reiteró además que, con las dosis que actualmente están aprobadas, todos los alemanes podrían vacunarse a más tardar en septiembre pero matizó que la fecha podría adelantarse, si se aprueban otras vacunas, o retrasarse, si las mutaciones hacen ineficaz alguna de ellas.

"Si hay nuevas aprobaciones se podrá hacer una oferta antes de septiembre pero prefiero ser prudente en las predicciones. También tenemos que tener en cuenta lo que puede pasar con las mutaciones", dijo.

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología reportó este martes 6.114 contagios en 24 horas y 861 fallecidos -hace una semana, las infecciones se situaron en 6.412 y el número de muertes en 903- La incidencia semanal por 100.000 habitantes quedó así hoy en 90 casos.

Son cifras notablemente inferiores a los picos registrados entre finales de 2020 y principios de 2021: la marca máxima en un día de contagios fue el 18 de diciembre, con 33.777 positivos; la de fallecidos, el 14 de enero, con 1.244, y la mayor incidencia se reportó el 22 de diciembre, con 197,6 casos semanales por 100.000 habitantes.

El total de positivos verificados en Alemania en el marco de la pandemia alcanza así los 2.228.085 casos -de los cuales, 1.954.000 son pacientes recuperados-, mientras que el de víctimas m/adortales está en 57.981.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST

 

"Todo sobre coronavirus": Elmer Huerta conversa con el Dr. César Cabezas, jefe del INS, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales para conversar sobre el consejo que ha dado la Organización Mundial de la Salud a todos los países para reforzar su vigilancia genómica con el fin de identificar las mutaciones y variantes del virus y poder mejorar la eficacia en la lucha contra la COVID-19. En Perú se empezó a realizar dicho seguimiento y sus resultados son compartidos con las diferencias organizaciones y grupos internacionales que también realizan dicho seguimiento.