Las cajas de cereales en la sede de la federación alemana. | Fuente: Twitter / @DFB_3Liga

Aficionados del Kaiserlautern (3ª división alemana) hicieron llegar esta semana miles de cajas de hojuelas de maíz (cornflakes) a la sede de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) para mostrar su enfado después de una controvertida decisión arbitral.

"Estamos contando los cornflakes", escribió en Twitter, con humor, la propia DFB. "Los paquetes en su embalaje original serán entregadas por la DFB a Tafel Deutschland (una red de comedores sociales)", apuntaron.

Todo viene de una entrevista después de un partido el 2 de septiembre al jugador del Kaiserlautern Jan Löhmannsröben, que se hizo viral en internet: "Que se vaya a contar cornflakes", dijo, muy enfadado.

Las cajas en buen estado serán donadas a diversas instituciones de caridad. | Fuente: Twitter / @DFB_3Liga

La DFB abrió una investigación contra él después de esa entrevista, con el riesgo de una sanción. Los aficionados apoyaron a su jugador y como gesto enviaron 1,000 paquetes de cereales a la sede de la Federación en Fraknfurt, según publicó el diario Bild este jueves, precisando que otros 3,000 paquetes estaban en ruta.

Cuando el Kaiserlautern dominaba 1-0 contra el Zwickau en el descuento, Löhmannsröben provocó un penal por una mano en el área, levantando un brazo para protegerse después de haber recibido un codazo en el rostro por parte de un atacante rival. El Zwickau marcó el penal y empató en el minuto 90+2.

AFP

0 Comentarios
¿Qué opinas?