Indignación en Irlanda por el uso de una tanga como prueba en juicio por violación a adolescente

La abogada del acusado mostró la prensa durante la audiencia judicial y logró que su cliente sea absuelto. El hecho generó protestas en el Parlamento, la calle y las redes cosiales.

Mujeres protestan en defensa de sus derechos en Irlanda. | Fuente: AFP

Un juicio por violación en Irlanda desató un alud de protestas esta semana cuando una abogada mostró la tanga de una adolescente de 17 años como prueba de su consentimiento y logró que su cliente fuera absuelto.  Las reacciones de indignación se multiplicaron, especialmente en las redes sociales donde numerosas mujeres publicaron fotos de sus tangas y strings acompañadas de el hashtag #ThisIsNotConsent (#EstoNoEsConsentimiento).

En respuesta, una diputada también enarboló su ropa interior en el Parlamento. "Puede parecer vergonzoso mostrar una tanga de esta forma incoherente", dijo la parlamentaria Ruth Coppinger, sacando la prenda de su manga pese a las objeciones del presidente de la cámara. "Pero, ¿cómo creen ustedes que se siente una víctima de violación o una mujer cuando se enseña su ropa interior en un tribunal?", agregó.

La legisladora hizo referencia al juicio por violación en Cork, en el sur del país, donde el acusado, de 27 años, fue absuelto, señalan los medios irlandeses.  "Una abogada le pidió al jurado que considerarse 'como iba vestida' la adolescente, que estaba 'abierta a conocer a alguien' porque 'llevaba un tanga con encajes'", agregó Coppinger. "Las mujeres de este país empiezan a estar hartas de que los tribunales irlandeses atribuyan la culpa siempre a las víctimas”.

Protestas

A raíz de este caso, hubo manifestantes en las calles de Dublín y Cork, y también en Belfast (Irlanda del Norte), reclamando una reforma de las leyes irlandesas relativas a los juicios por violación para impedir este tipo de prácticas por parte de los abogados. "Utilizar mitos sobre la violación en un caso de violencia sexual es introducir la misoginia en el caso", dijo el viernes a la agencia AFP Clíona Saidléar, del grupo activista Rape Crisis Network Ireland.

La cultura ejerce una "enorme presión" sobre las mujeres y las muchachas "para que tengan una apariencia sexy" pero en los juicios por violación a menudo se castigan estos comportamientos, denunció.  Según Coppinger, en juicios recientes por violación se usaron como "pruebas" elementos como la ropa, el bronceado artificial y los medios anticonceptivos.

¿Qué opinas?