El médico admitió haber mezclado el esperma de varios donantes para lograr un mejor resultado en la inseminación de sus pacientes; sin embargo, cualquier culpabilidad y rechazó hacer pruebas de ADN. | Fuente: AFP

Una prueba de ADN autorizada por un tribunal de Holanda confirmó este viernes que el polémico médico holandés Jan Karbaat, quien falleció en 2017, inseminó con su propio esperma a las madres de 49 personas y lo hizo en su propia clínica en Barendrecht, cerca de Rotterdam.

A estos 49 casos se suman otros 22 hijos biológicos de Karbaat con sus tres esposas, lo que le convierte en padre de al menos 71 holandeses entre las cientos de personas nacidas por inseminación artificial que reclaman a la Justicia holandesa les permita sacar pruebas de ADN para salir de dudas.

Al respecto, Tim Bueters, el abogado del grupo que confirmó su relación biológica con el médico, dijo a la prensa que los afectados están “satisfechos de poder poner fin a años de incertidumbre”, pues tanto Karbaat como su esposa se negaron rotundamente a facilitar la realización de las pruebas por miedo, entre otras cosas, a que reclamaran la herencia.

Prueba de ADN

En febrero pasado, un tribunal permitió a los interesados contrastar su ADN con el del médico holandés mediante varios artículos de uso personal que están guardados en un lugar secreto bajo llave.

El juez advirtió que “si utilizó su propio esperma como médico, sin comunicarlo en su momento, tanto su viuda como sus herederos no pueden reclamar ahora que se respete el anonimato del doctor". Pese a esto, la viuda del exdirector de la clínica continúa negando su responsabilidad.

Defensa del médico

En una entrevista en 2016, Karbaat afirmó que mezclaba el semen de varios donantes porque eso aumentaba la posibilidad de que la paciente lograse quedarse embarazada.

Sin embargo, siempre rechazó someterse a las pruebas de ADN para comprobar las sospechas y calificó a las demandantes de "madres insatisfechas con el resultado" de la inseminación. EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?