He se mostró "orgulloso" por el uso de la técnica de edición genética CRISPR/Cas9 en las dos gemelas | Fuente: iStock

Un científico aseguró que existe la posibilidad de que los cerebros de las dos gemelas manipuladas genéticamente "ilegalmente" por el científico chino He Jiankui hayan sufrido cambios que mejorarían su cognición y que "podría hacerlas más inteligentes", aunque también subraya que esa alteración no se debería hacer.

"Lo más probable es que sus cerebros se hayan visto afectados", afirmó el neurobiólogo de la Universidad de California en Los Ángeles, Alcino J. Silva, a la publicación especializada MIT Technology Review, citada por el diario South China Morning Post.

Silva, cuyo laboratorio descubrió en 2016 este nuevo efecto del gen CCR5 sobre la memoria y la capacidad del cerebro para formar nuevas conexiones, señaló que "la interpretación más simple es que esas mutaciones probablemente tendrán un impacto en la función cognitiva de las gemelas".

Según la MIT Technology Review, varias investigaciones demuestran que, además de proteger contra el VIH, la supresión del gen CCR5, a la que se sometió a las bebés Lulu y Nana antes de nacer, está relacionada con una mejora cognitiva.

La misma alteración introducida en el ADN de las gemelas, "no solo hace que los ratones sean más inteligentes, sino que también mejora la recuperación del cerebro humano después de un derrame cerebral", apuntó.

Sin embargo, Silva precisó que es imposible predecir el efecto exacto en la cognición de las niñas, y "por eso es algo que no se debería hacer".

En noviembre de 2018, el científico chino sorprendió a la comunidad internacional al afirmar que había conseguido crear a las primeras gemelas manipuladas genéticamente para resistir al VIH, lo que acarreó numerosas críticas.

Las autoridades chinas, tras una investigación preliminar, aseguraron que He "llevó a cabo la investigación ilegalmente para conseguir fama personal y ganancias".

También determinaron que "evitó la supervisión, recaudó fondos y organizó a investigadores por su cuenta para llevar a cabo la investigación sobre edición genética de embriones humanos con fines reproductivos, algo que está prohibido por la ley china".

En una conferencia en la Universidad de Hong Kong en noviembre -su última aparición pública-, He se mostró "orgulloso" por el uso de la técnica de edición genética CRISPR/Cas9 en las dos gemelas y recalcó que el estudio no tenía el objetivo de eliminar enfermedades genéticas, sino de "dar a las niñas la habilidad natural" para resistir a una posible futura infección del VIH.

Más de 120 académicos de la comunidad científica china hicieron entonces una declaración conjunta en la que señalaron que "cualquier intento" de hacer cambios en los embriones humanos mediante modificaciones genéticas es "una locura" y que dar a luz a estos bebés conlleva "un alto riesgo". EFE


Sepa más:
¿Qué opinas?