VODKA
Botellas de vodka que fueron incautadas por las autoridades aduaneras en el puerto de Rotterdam, en Holanda. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ROBIN UTRECHT

Agentes aduaneros de Holanda en el puerto de Rotterdam interceptaron un cargamento de 90,000 botellas de vodka que aparentemente tenían por destino Corea del Norte, afirmaron funcionarios públicos este martes.

"Es una historia increíble. Es como algo que uno leería en una novela de espías", dijo a la agencia AFP el vocero del sistema de control aduanero, Rul Velleman.

El cargamento de botellas de vodka fue descubierto el viernes, oculto en 3,000 cajas en un contenedor que fue subido al barco "Nebula", de propiedad de la empresa china Cosco.

"Algunas fuentes nos dijeron que el contenedor estaba destinado a Corea del Norte. Eso fue razón suficiente para que actuemos", dijo Velleman.

Investigar el contenido no fue fácil porque las botellas estaban escondidas debajo de un fuselaje de avión, que para ser removido requirió de pesadas grúas. "No fue una tarea fácil", comentó Velleman.

Debajo, los agentes hallaron las cajas. "Era vodka destinada a Corea del Norte. Nosotros obedecemos al ministerio de Relaciones Exteriores y actuamos en conformidad con las sanciones internacionales hacia Corea del Norte", añadió el vocero.

¿Qué pasará con el cargamento?

Las botellas de vodka aún se encuentran en el puerto en Rotterdam y "serán destruidas o vendidas. Aún no ha sido decidido", expresó Velleman.

Los primeros hallazgos confirman que el destino final de las botellas era Corea del Norte, país que ha intentado evadir regularmente las sanciones de la ONU sobre la exportación mundial de bienes de lujo.

"La oficina de Aduanas nos dijo: 'Tenemos razones para creer que hay vodka en este navío'", expresó el portavoz de la cancillería, Jeroen van Dommelen, a la AFP.

"Entonces se presentó la pregunta: '¿Qué hacemos en este caso?' La decisión es del ministro, quien simplemente dijo: 'lo lamento, pero hay sanciones hacia ese régimen que debemos respetar'", narró.

Corea del Norte es objeto de importantes sanciones internacionales como consecuencia de su programa nuclear y de misiles y esto hace que la importación de productos como televisores, queso y champán estén prohibidas.

"Por eso está enteramente justificado que el personal de Aduana finalmente removiera el contenedor", Sigrid Kaag, ministra de Comercio Exterior, dijo al periódico AD.

(Información de EFE y AFP)