Las doce víctimas del atentado del pasado 19 de diciembre fueron recordadas durante la inauguración. | Fuente: EFE

Los mercadillos de Navidad abrieron este lunes en Alemania entre fuertes medidas de seguridad tras el atentado yihadista del año pasado contra el de la Breitscheidplatz en Berlín, donde murieron doce personas arrolladas por un camión.

El número de agentes de policía y guardas privados en estas instalaciones se ha multiplicado, según medios locales, así como la disposición de elementos físicos para aumentar la seguridad, como bloques de hormigón para impedir que puedan irrumpir en el mercadillo vehículos pesados.

"La amenaza terrorista en Europa y Alemania se mantiene elevada. Esto vale también para los grandes acontecimientos, algo que incluye a los mercadillos", explicó en una rueda de prensa rutinaria el portavoz del Ministerio de Interior, Johannes Dimroth.

En el mercadillo de la Breitscheidplatz hubo actividad desde el mediodía de ayer, con los primeros curiosos paseando ya por sus callejuelas, entre puestos iluminados y adornos navideños, probando tazas de vino caliente y comprando recuerdos y regalos.

Aquí, el atentado de hace un año está muy presente, con un homenaje durante su inauguración, pero también se tiene previsto un acto oficial el 19 de diciembre, cuando se cumpla el primer aniversario del ataque yihadista.

Ese día los puestos de Breitscheidplatz permanecerán cerrados para conmemorar el aniversario del ataque y recordar a las doce víctimas mortales. (EFE)

El alcalde de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller, y el responsable de Interior de la capital, Andreas Geisel, participaron en la inauguración del mercadillo navideño que sufrió el ataque.
El alcalde de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller, y el responsable de Interior de la capital, Andreas Geisel, participaron en la inauguración del mercadillo navideño que sufrió el ataque. | Fuente: EFE
Anis Amri, el presunto autor del atentado de Berlín, había sido calificado como no peligroso por las fuerzas de seguridad alemanas y se le había retirado la vigilancia intensiva a la que se le sometió durante seis meses, justo tres meses antes del atentado del 19 de diciembre.
Anis Amri, el presunto autor del atentado de Berlín, había sido calificado como no peligroso por las fuerzas de seguridad alemanas y se le había retirado la vigilancia intensiva a la que se le sometió durante seis meses, justo tres meses antes del atentado del 19 de diciembre. | Fuente: EFE