Una pareja francesa fue declarada culpable de asesinar a su niñera en Londres

Los esposos fueron acusados de torturar y quemar el cuerpo de la joven de 21 años que trabajaba cuidando a los hijos del matrimonio.
Familiares y amigos de la francesa asesinada protestan exigen justicia. | Fuente: Getty Images

Un tribunal británico declaró culpable a un matrimonio del Reino Unido por torturar y asesinar a la francesa Sophie Lionnet, de 21 años, que laboraba en su casa ubicada al suroeste de Londres. La diseñadora de moda Sabrina Kouider (35) y el banquero Ouissem Medouni (40) recibirán su sentencia el próximo 26 de junio.

Ello luego de que un jurado considerara probado que mataron a la joven y quemaron su cuerpo en el jardín de la vivienda. Lionnet, que había llegado al Reino Unido en enero de 2016 para mejorar su inglés, cuidaba a los dos hijos de Kouider y Medouni en el barrio de Southfields de la capital británica y fue asesinada en septiembre del año pasado.

Según se conoció durante el proceso, el matrimonio estaba convencido de que la niñera francesa mantenía una relación con un antiguo novio de Kouider, el músico Mark Walton, fundador de la banda Boyzone.

La pareja la sometió a ahogamientos, le negó la comida y le rompió varias costillas para obtener una confesión sobre sus sospechas, que filmó en vídeo poco antes de que la joven muriera en el baño. El matrimonio, que estaba obsesionado con el músico, creía que la nilera le había dejado entrar a la casa para drogarlos y abusar sexualmente de ellos.

Kouider había denunciado previamente a su exnovio ante la policía en cerca de treinta ocasiones, argumentando que había utilizado magia negra y había alquilado un helicóptero para espiarla, entre otras acusaciones.

En un comunicado tras conocerse el veredicto del jurado, el músico afirmó que se ha visto afectado "emocional y profesionalmente" por el caso y explicó que ha facilitado a la policía acceso a sus teléfonos, cuentas de correo y redes sociales para demostrar que "nunca" conoció a la niñera.

EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?