La Armada de los Estados Unidos denunció que el 29 de enero uno de sus aviones, que volaba en aguas internacionales, fue interceptado por un caza ruso Su-27 en el Mar Negro.

Según un comunicado en su página web, la medida fue insegura porque el Su-27 estuvo en un momento apenas a 1.5 del avión EP-3 de los Estados Unidos. La intercepción duró dos horas y 40 minutos.

“El avión estadounidense operaba de acuerdo a ley internacional y no provocó esta actividad rusa”, reclamó la Armada.

Rivales

El presidente estadounidense Donald Trump criticó a Rusia el 30 de enero, etiquetando al país liderado por Putin como un rival.

"En todo el mundo enfrentamos a regímenes sin control, grupos terroristas, y rivales como China y Rusia que amenazan nuestros intereses, nuestra economía y nuestros valores", indicó ante el Congreso durante su discurso sobre el Estado de la Unión.