COVID-19 en Argentina
Un médico revisa pacientes COVID-19 en la Unidad de Terapia Intensiva en un Hospital de la Provincia de Buenos Aires (Argentina). | Fuente: EFE

Argentina notificó este martes 121 muertes por la COVID-19 en las últimas 24 horas, por lo que el total de víctimas fatales es de 40.009, mientras que hubo 3 610 nuevos positivos por el coronavirus, por lo que los casos totalizan 1.469.919.

El Ministerio de Salud indicó en su reporte vespertino diario que hay además 124 323 casos activos de la pandemia.

El país ha comenzado la temporada de verano tras haber registrado una reducción en el promedio de los casos diarios, pero más de 530.000 personas se movilizaron a distintos puntos del país este fin de semana, según datos oficiales, y enfrentan el desafío de cumplir con los protocolos sanitarios.

La provincia de Buenos Aires permanece como el distrito con más casos confirmados hasta el momento (630.006, de los cuales 836 fueron notificados este martes), seguida por la capital del país, con 160.996 contagios totales, 159 de ellos confirmados este martes.

En tercer lugar se sitúa la central provincia de Santa Fe, con un total de 155.354 positivos, 559 en las últimas 24 horas.

Por otra parte, según las fuentes oficiales, hay 1.305.587 pacientes que ya han sido dados de alta, mientras que 3.715 personas con diagnóstico confirmado de la COVID-19 permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 54,4 % a nivel nacional, pero del 58,2 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Argentina ha realizado un total de 4,12 millones de test para detectar el nuevo coronavirus, con una tasa de 90.893 pruebas por cada millón de habitantes.

 

Los positivos habían llegado en Argentina a un récord diario de 18.326 el pasado 21 de octubre. En tanto, hasta el domingo el país se encontraba entre los primeros diez lugares en número de casos, según la Universidad Johns Hopkins.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció la continuidad, en principio hasta el 20 de diciembre, de las medidas sanitarias adoptadas desde el 20 de marzo pasado para hacer frente a la pandemia, aunque introdujo cambios en cuanto a la calificación sanitaria de la mayoría de las zonas del país.

Ahora casi todo el territorio está bajo la categoría de área con distanciamiento social obligatorio, mientras sólo dos ciudades del país, las sureñas Bariloche y Puerto Deseado, permanecen como áreas bajo aislamiento social obligatorio.

Fernández dijo que prevé vacunar a 300 000 personas contra la COVID-19 antes de final de año, con las dosis que llegarán de la Sputnik V, mientras que estimó que abarcará a otros 10 millones entre enero y febrero próximos con la misma vacuna rusa. 

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCASTS

"Espacio Vital": En este programa el doctor Elmer Huerta explicó que un 30% de casos con la COVID-19 sufre ataques en el sistema nervioso central, el cual se manifiesta con síntomas que causan dolor de cabeza, pérdida del gusto y del olfato, problemas con la memoria, fatiga, náuseas, vómitos, pérdida de conciencia y problemas de sangrado cerebral.