Un trabajador desinfecta un bus del servicio público de transporte en Santiago, capital de Chile. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Alberto Valdes

El gobierno de Chile decretó este lunes el uso obligatorio de mascarillas en todo el transporte público, cuando en el país suman 4.815 infectados y 37 muertos por coronavirus. La medida, que aplica tanto en el transporte público como privado, obedece a la recomendación que hizo el gobierno el domingo para usar este tipo de protección facial en espacios públicos, incluso en supermercados, siguiendo las nuevas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Se decreta el uso obligatorio de mascarilla en el transporte público y privado remunerado", dijo este lunes la subsecretaria de Salud, Paula Daza, tras entregar un nuevo reporte de casos de coronavirus en el país, que totalizaron 4.815 infectados y 37 fallecidos desde que se registró el primer contagiado el 3 de marzo. La nueva cifra representa un incremento de 344 nuevos contagios y tres fallecidos frente al domingo.

La lucha contra el coronavirus en Chile

La medida implica el uso de mascarillas en autobuses, taxis, el metro de Santiago y los pocos vuelos nacionales que todavía siguen operando. También desde el domingo, todas las autoridades aparecen en público utilizando mascarillas del tipo quirúrgicas. Ante la escasez mundial de este tipo de protección, el ministerio de Salud de Chile ha entregado tutoriales para poder fabricarlas en las casas con pañuelos o algodón reutilizados de prendas de vestir.

La estrategia de contención adoptada por Chile contempla también cuarentenas selectivas y progresivas y la aplicación masiva de exámenes de detección del virus. Hasta la fecha, en el país se han realizado 54.864 test, el mayor número en América Latina, de acuerdo a las autoridades chilenas. El país también registra una de las tasas de mortalidad más bajas asociadas al virus de la región.

(AFP)

¿Qué opinas?