Caso odebrecht | Fuente: AFP

El nuevo fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, se comprometió a llevar a los tribunales en un plazo máximo de dos meses a los responsables del caso Odebrecht, que pagaron coimas por más de 10 millones de dólares en el país azteca.    

Gertz Manero se ha propuesto como uno de sus principales objetivos sacar del cajón del olvido una de las tramas de corrupción más graves de los últimos años. El nuevo procurador puso un plazo de dos meses para llevar a los tribunales a los presuntos responsables.

“Este caso tan grave para la imagen del país y para su respetabilidad y confianza lo inició la Procuraduría General de la República en enero del 2017 y hasta la fecha no había dado resultado alguno razón por la cual la Fiscalía ha tenido que responder en buena parte todo este procedimiento con base a la información que hemos recopilado y en un plazo que no debe de pasar de 60 días se habrá de empezar a judicializar este asunto”, dijo.  

Delincuencia organizada

Según la Fiscalía general, los imputados serán procesados por delincuencia organizada. En México la constructora brasileña está acusada de haber pagado 10 millones y medio de dólares en sobornos a varios funcionarios, entre ellos Emilio Lozoya, director general de Pemex del 2012 a 2016. Él niega los cargos.

“Que en la carpeta de investigación de acabamos de revisar con mis abogados no existe un solo elemento de prueba o evidencia que acredite que yo recibí dinero de ellos o de nadie”, dijo.

Las coimas se dieron entre el 2010 y el 2014 durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Debido a la gravedad de las acusaciones el gobierno mexicano inhabilitó a odebrecht de participar en contratos públicos por tres años. Para Andrés Manuel López Obrador la corrupción no puede ser premiada.   

¿Qué opinas?