Una misión integrada por más de un centenar de personas puso a prueba una embarcación con una máquina adaptada para recolectar desechos plásticos en el mar Caribe, donde toneladas de residuos conforman una verdadera "isla de basura".

Daniel Birnbaum, director ejecutivo de la empresa israelí SodaStream, adquirió el artefacto después de ver un video que circuló en medios de comunicación y redes sociales con impactantes imágenes de los desperdicios flotando en el mar.

Era una auténtica "isla de basura" de más de 5 km2 flotando cerca de las paradisíacas Islas de la Bahía, en el norte de Honduras, que albergan el segundo arrecife coralino más grande del mundo después del de Australia.

Roatán, que forma parte del archipiélago, es la principal atracción turística de Honduras, que recibe anualmente a un millón de visitantes. Los turistas se encantan con sus playas de arena blanca y aguas cristalinas, en las que pueden bucear con tiburones, nadar con delfines, observar ballenas, surfear o visitar cuevas y cavernas.

- La "tortuga santa" -

SodaStream, cuya compra por el gigante estadounidense Pepsico fue anunciada en agosto, invirtió un millón de dólares en un barco con un mecanismo construido especialmente para limpiar los océanos de aceite derramado, el cual fue adaptado para utilizar en el primer experimento de limpieza de residuos plásticos en el Caribe de Honduras. La unidad fue bautizada como "Holy Turtle" (tortuga santa).

Birnbaum encabezó la semana pasada un grupo de 125 ejecutivos y empleados de la empresa llegados desde diferentes partes del mundo a Roatán para poner a funcionar la máquina.

La embarcación pasó las primeras pruebas. Los técnicos de la misión desplegaron una especie de manguera anaranjada de 300 metros de largo que arrastra los desechos que flotan en la superficie marina. (AFP)

¿Qué opinas?