El acusado cometía estos actos entre los años 2010, 2013 y 2015. Sus víctimas tenían un rango de edad entre los 12 y 37 años. | Fuente: EFE / Referencial

Un Juzgado de Guatemala decidió condenar a 513 años de cárcel a Mario René Zet Mich de 40 años, un hombre acusado de violación serial en contra de 14 mujeres.

El fallo, emitido por el Juzgado Pluripersonal de Sentencia Penal de Delitos de Feminicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer del departamento de Guatemala, encontró al sujeto, culpable de los delitos de plagio o secuestro y violación con agravación de la pena y circunstancias especial de agravación.

Además de imponerle los 513 años de prisión, la judicatura le ordenó el pago de una multa de 260 mil quetzales, que oscila unos 34 mil dólares.

Según la investigación, Mario René cometió los delitos entre los años 2010, 2013 y 2015 en contra de niñas, adolescentes y mujeres adultas, estando las edades de sus víctimas comprendidas entre los 12 y los 37 años.

A todas las obligó a caminar hacia áreas boscosas y desoladas ubicadas en el bulevar Alamedas de Yumar, entre los kilómetros 17 a 18.5 de la carretera que conduce hacia el municipio de San Juan Sacatepéquez y la zona 6 del municipio de Mixco, para agredirlas.

Las mismas víctimas declararon que el agresor se les acercaba "de forma amable" cuando iban solas, después las empujaba hacia los matorrales, trataba de asfixiarlas, las golpeaba y las amenazaba con un arma blanca o de fuego para robarles el teléfono móvil y el dinero. Minutos después de agredirlas sexualmente las abandonaba.

Las pesquisas de la Fiscalía determinaron que el hombre cometía los delitos los días martes y miércoles entre las 7 y 9 de la mañana y entre las 18 a 21 horas debido a que tenía trabajos temporales u ocasionales que le permitían operar de "forma aleatoria" y con conocimiento del área, de ahí los atajos que utilizaba para escapar.

Además de la declaración de las víctimas y otras pruebas periciales, el Ministerio Público presentó un perfil que lo tilda de "un agresor altamente peligroso debido a que los resultados de su actuar develan un patrón de comportamiento compulsivo y sádico que ha ido haciéndose complejo y metódico en el curso del tiempo".

Esto explica que cuando el hombre, arrestado en agosto de 2015, agredió a las víctimas les provocó lesiones físicas, principalmente en el cuello y mordiéndoles los pechos, para que no pudieran respirar y así debilitarlas.

(Con información de EFE)

¿Qué opinas?