Jair Bolsonaro, líder en los sondeos para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, fue acuchillado durante un mitin electoral este jueves. | Fuente: EFE

El ultraderechista Jair Bolsonaro, que el jueves fue acuchillado durante un mitin electoral, reveló en un video para sus seguidores que estaba preparado para un ataque así, porque sabía de los riesgos que corría.

“Yo me preparaba para un momento como este, porque uno corre riesgos. Pero, de vez en cuando, uno lo duda. ¿Será que el ser humano es tan malo así?!, afirmó el candidato en un video que grabó en la madrugada desde la cama del hospital en que está ingresado.

Pese a ser consciente del riesgo, el equipo que coordina su seguridad admitió que el capitán de la reserva del Ejército brasileño no usaba chaleco antibalas durante el mitin en el que participó el jueves en Juiz de Fora, la segunda mayor ciudad del estado de Minas Gerais, y en el que fue atacado.

El video fue grabado y transmitido por diferentes redes sociales por el senador y pastor evangélico Magno Malta, uno de sus más fieles seguidores, y en las imágenes se ve a Bolsonaro acostado, con dificultades para hablar o moverse y acompañado por sus familiares.

A facada violenta que feriu os valores patrióticos, não calou a voz de homens cristãos e uniu o país. Momento sublime, ao lado dos familiares do Capitão Bolsonaro, no interior de uma fria UTI da Santa Casa de Misericórdia de Juiz de Fora, nesta noite de quinta-feira, Magno Malta tocou em Bolsonaro e falou com Deus. Mas o momento de forte emoção, foi ouvir a voz balbuciada de Jair Bolsonaro, operado, revelando a preocupação, a gratidão por todos os brasileiros e com força citou o dia 7 de setembro, hoje, uma data para quem tem o Brasil acima de tudo e Deus acima de todos. Finalizando, com dificuldade em respirar, mas com tom claro, declarou Magno Malta um irmão e pediu para tomar cuidado neste momento.

Publicado por Magno Malta en Viernes, 7 de septiembre de 2018

“Nunca le hice mal a nadie”, agregó el candidato en el mensaje, en una aparente respuesta a quienes atribuyeron el ataque a los discursos en los que el político defiende la liberación de la venta de armas en Brasil y hasta “fusilar” a sus adversarios.

Bolsonaro, al que una única cuchillada en el abdomen le provocó una grave hemorragia en una vena, tres heridas en el intestino delgado y una lesión en el colon, relató que tan sólo sintió algo como un “golpe”.

“Pero el dolor era insoportable y parecía que había algo más grave ocurriendo”, agregó el diputado, que agradeció a los médicos que lo atendieron y que impidieron que algo peor ocurriese. (EFE)