Nicaragua
Hellen sufrió fracturas en diferentes partes de su cabeza, incluyendo su rostro, lo que provocó un sangrado interno. | Fuente: Cenidh

Una mujer denunció que una patrulla de la Policía de Nicaragua y un grupo de paramilitares la capturaron exclusivamente para darle una paliza, durante una manifestación contra el presidente Daniel Ortega.

"Me golpearon, me subieron a la patrulla, y más adelante me dejaron", dijo la mujer, que se identificó ante periodistas únicamente como Hellen, por miedo a represalias.

La mujer, con el rostro deformado, puntadas y moretones visibles, denunció que fue capturada por agentes antimotines y un grupo de paramilitares durante una manifestación contra Ortega el pasado domingo en Managua, que dejó como resultado un muerto, 5 heridos y 10 detenidos.

"Yo forcejeé, cuando me tiran a la tina (de la camioneta), solo sentí la sangre, y luego de eso, uno decía: Que no suba la cabeza, si la sube le das a esa pendeja", dijo Helen, de 40 años.

Como resultado, la mujer sufrió fracturas en diferentes partes de su cabeza, incluyendo su rostro, lo que provocó un sangrado interno, afirmó.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) condenó la agresión y puso el caso como ejemplo "de la represión de Daniel Ortega".

La mujer contradijo un informe oficial, en el que la Policía Nacional aseveró que los actos violentos fueron ejecutados por los manifestantes, y la muerte de un adolescente de 16 años ocurrió en un intercambio de disparos entre ellos.

"Desde que se acercaron ellos (policías y paramilitares) venían contra nosotros, ellos querían disgregar la marcha, escuché que la orden de un (oficial) 'Cruz', era que se llevaran a los azul y blanco (manifestantes)", detalló Hellen. (EFE)