Seis brasileños murieron por inhalación de gas en departamento que alquilaron en Chile

Los turistas se encontraban de vacaciones y habían arrendado un departamento en el centro de Santiago de Chile donde sufrieron malestares físicos. Cuando llegaron los agentes policiales, ingresaron a la fuerza y se encontraron con los cuerpos sin vida.

Una ambulancia y varios carros de bomberos permanecen fuera de un edificio luego de un accidente con dióxido de carbono. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Alberto Vald鳀

Seis turistas brasileños murieron este miércoles en un departamento de Santiago de Chile tras haber inhalado un gas, presuntamente monóxido de carbono, según informó el comandante de la Policía.

Los turistas se encontraban de vacaciones y habían alquilado un departamento en el centro de Santiago donde sufrieron malestares físicos, por lo cual pidieron ayuda al cónsul brasileño en Chile, quien junto a efectivos de la Policía llegó al lugar. Una vez allí tuvieron que ingresar a la fuerza y se encontraron con los cuerpos sin vida.

"Pudimos constatar que existían seis personas fallecidas, cuatro adultos y dos menores, y que posiblemente su muerte se habría originado por emanación de gas", dijo el comandante Rodrigo Soto a medios locales.

Efectivos de bomberos efectuaron una evacuación inmediata del edificio, luego realizaron mediciones del aire en el departamento y descubrieron altas concentraciones de monóxido de carbono, un gas que no emite olor y cuya inhalación provoca la muerte.

Los seis turistas brasileños se encontraban en Chile desde hacía una semana, y el departamento lo habían arrendado mediante una aplicación de internet.

Cuando la Policía ingresó al departamento notaron que todas las ventanas estaban cerradas lo cual habría provocado la gran concentración de gas, explicó Soto.

La Policía cerró las calles adyacentes al edificio e inició una investigación para confirmar las causas de la muerte de los extranjeros, mientras que bomberos realizaban una exhaustiva búsqueda de posibles fugas de gas en el lugar.

¿Qué opinas?