Yemeníes examinan el bus destruido en el ataque, en el cual 40 niños que iban en un paseo escolar murieron. | Fuente: AFP

Cuarenta niños figuran entre las 51 personas muertas el jueves en el norte de Yemen durante un ataque aéreo atribuido a la coalición liderada por Arabia Saudita, que provocó una ola de críticas internacionales, según un balance de la Cruz Roja divulgado este martes. La cifra recuerda el alto precio que están pagando los civiles en un conflicto que ya lleva más de tres años sin perspectivas de solución a la vista.

La mayoría de los muertos fueron enterrados este lunes después de los funerales organizados por los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, en su feudo de Saada, en el norte de Yemen. En esa ceremonia funeraria miles de yemenitas se manifestaron para expresar su indignación contra Arabia Saudita y Estados Unidos. Los asistentes denunciaron "un crimen de los saudíes en contra de la infancia yemenita".

Los féretros llegaron en una gran plaza en Saada a bordo de una cincuentena de vehículos cubiertos con banderas verdes. Los ataúdes, también cubiertos de verde y con los retratos de las víctimas, fueron colocados en el suelo para la ceremonia. El presidente del "Comité revolucionario", Mohamed Ali al Huti, participó de estos funerales donde denunció "el crimen de América y de sus aliados contra los niños del Yemen".

Los niños, en mayoría de 15 años, murieron el jueves pasado durante un bombardeo aéreo contra un autobús que circulaba en medio de un mercado muy frecuentado en Dahyan, en la provincia de Saada, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Se trataba de un paseo escolar muy esperado por los menores, contaron familiares.

Indignación generalizada

El nuevo balance concuerda con el que dieron los rebeldes hutíes, que denunciaron una "masacre" cometida por la fuerza aérea saudí contra niños en Yemen. El ataque también provocó conmoción y llamados de la ONU y de Estados Unidos, particularmente, para que se abra una investigación.

La coalición que lucha en Yemen contra los hutíes anunció el viernes la apertura de una investigación, mencionando los "daños colaterales sufridos por un autobús de pasajeros" durante una operación llevada a cabo por sus fuerzas. El Consejo de Seguridad de la ONU pidió por su parte una investigación "creíble", pero se abstuvo de exigir que fuera independiente, como lo solicitaron de manera expresa el secretario general de la ONU Antonio Guterres y Holanda.

La coalición ha sido acusada en varias oportunidades de errores que costaron la vida a civiles. Aunque admitió su responsabilidad en algunos ataques, suele acusar a los hutíes de mezclarse con los civiles o de utilizarlos como escudos humanos. La guerra en Yemen ha causado más de 10.000 muertos desde la intervención de la coalición en marzo de 2015 y ha provocado "la peor crisis humanitaria" en el mundo, según la ONU. Los rebeldes están respaldados por Irán, pero Teherán niega brindarles apoyo militar.

Un hombre porta retratos de dos de las víctimas del ataque durante el funeral masivo de este lunes. | Fuente: AFP

Sepa más:
¿Qué opinas?