Presidente de Turquía, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan, también se vacunó
Presidente de Turquía, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan, también se vacunó | Fuente: EFE

Turquía ha vacunado a más de medio millón de personas contra el coronavirus desde el inicio, el jueves por la mañana, de la campaña de vacunación con el fármaco chino Sinovac, según datos ofrecidos este viernes por el ministerio turco de Salud.

Al mediodía de hoy, 515 425 personas habían recibido la primera dosis, en su mayoría trabajadores sanitarios, pero también algunos miembros del Gobierno y parlamentarios, incluyendo el propio presidente, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan.

Turquía adquirió tres millones de dosis de Sinovac a finales de diciembre y esta semana aprobó su "uso de emergencia" para iniciar la campaña de inmunización, empezando por el personal sanitario.

El antídoto, que a diferencia de otros como el de BoiNTech y Moderna no requiere una congelación en temperaturas extremas, se distribuirá entre la población mediante dos dosis aplicadas con cuatro semanas de diferencia.

El propio Erdogan, quien ayer recibió la primera vacuna ante las cámaras de televisión, dijo hoy en un discurso que "hasta ahora" no ha sentido ningún efecto de la vacuna. "Me siento muy bien. Voy a recibir la segunda vacuna en 28 días", aseguró.

La vacuna china ha generado debate sobre su efectividad entre expertos en Turquía, ante los diversos cálculos publicados por varios países tras hacer sus propias pruebas clínicas.

Turquía, uno de los tres países donde se realizaron pruebas, cifró los resultados preliminares en el 91 %, frente a los resultados de Brasil del 50,38 % o Indonesia, que concluyó que la vacuna tenía una efectividad del 65 %.

La república eurasiática ha encargado a China en total unos 50 millones de dosis, para vacunar a 25 millones de personas.

Los restantes 55 millones de habitantes del país recibirán otras vacunas, como la de BioNtech/Pfizer, que se está usando en Estados Unidos, Israel y la Unión Europea (UE).

Ankara ha encargado 35 millones de dosis BioNtech/Pfizer, mientras que el resto de la población turca será inmunizada con una vacuna que Turquía espera desarrollar y producir en los próximos meses.

Según los datos oficiales, el país, de unos 80 millones de habitantes, ha registrado en las últimas 24 horas 170 muertes por COVID-19.

El Colegio de Médicos de Turquía (TTB) y partidos opositores ponen en duda las cifras oficiales y aseguran que las reales son más altas.

EFE