¿Qué es la "zona segura" de la que EE.UU. se retira en el noreste de Siria?

Se trata de una franja de tierra que Ankara quiere extender unos 30 kilómetros de ancho y 480 kilómetros de largo y cuyo control quiere que sea exclusivamente suyo. El presidente Recep Tayyip Erdogan busca construir 140 pueblos de unos 30.000 habitantes cada uno, donde vivirían los refugiados sirios repatriados por Turquía.

Militares de Estados Unidos. | Fuente: EFE

El Gobierno turco lleva años reclamando una "zona segura" en el noreste de Siria a lo largo de su frontera, una propuesta que finalmente se pactó el pasado 7 de agosto con Washington con el objetivo, entre otros, de reubicar a 2 millones de refugiados sirios que se encuentran en Turquía.

Ese territorio está controlado por las milicias kurdosirias, a las que Ankara considera "terroristas", y que están respaldadas por Estados Unidos, aunque hoy las tropas estadounidenses les han dado la espalda y han comenzado a retirarse de esa franja de seguridad, lo que deja la puerta abierta a que

Turquía lleve a cabo otra de sus metas: ocupar el territorio del noreste de Siria y expulsar a los kurdos.

¿En qué consiste la zona segura o mecanismo de seguridad?

Se trata de una franja de tierra que Ankara quiere extender unos 30 kilómetros de ancho y 480 kilómetros de largo, a la que llama "zona segura", a lo largo de la frontera y cuyo control quiere que sea exclusivamente suyo.

El plan del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, consiste en construir 140 pueblos de unos 30.000 habitantes cada uno, donde vivirían los refugiados sirios repatriados por Turquía.

No obstante, la ambición de Turquía va más allá, pues Erdogan presentó el pasado 24 de septiembre ante la Asamblea General de Naciones Unidas un mapa en el que mostraba ese "corredor de paz" y aseguró que este podría ampliarse hasta las localidades de Deir al Zor o la línea de Al Raqa.

Este territorio está controlado por las autoridades kurdosirias, que Turquía considera "terroristas" por sus supuestos vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía, motivo por el cual defiende el lanzamiento de una ofensiva.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos que incluye grupos árabes y asirios cristianos, llaman "mecanismo de seguridad" a esa franja. Han colaborado con las tropas de la coalición internacional liderada por Washington para retirar las fortificaciones que tenían en el lugar y dar pie a la creación de esta zona.

En la actualidad, dicha franja se sitúa entre las ciudades fronterizas con Turquía de Ras al Ain (en la provincia de Al Hasaka) y Tal Abyad (en Al Raqa), de donde las tropas estadounidenses se han comenzado a replegar desde esta mañana dando luz verde a una posible intervención militar de Ankara en el noreste de Siria, una acción que los kurdosirios han considerado una traición.

¿Quiénes son esos refugiados sirios a los que ankara quiere reasentar?

Según ACNUR, Turquía continúa acogiendo al mayor número de refugiados en todo el mundo y alberga a más de 3.6 millones de refugiados sirios registrados, cerca de 1,4 millones son menores de 15 años.

Erdogan ha anunciado que reasentará a 2 millones de refugiados sirios en esa "zona segura" y, en caso de que se amplíe el territorio, podría llegar a 3,6 millones, los que actualmente acoge.

La portavoz de la Comisión Europea, Maja Kocijancic, dijo hoy que ese reasentamiento sólo se puede producir "cuando se asegure un retorno seguro y digno de los desplazados, lo cual no se da ahora".

El pasado 5 de septiembre, Erdogan amenazó con "abrir las puertas" y dejar pasar hacia Europa a los refugiados que están en su país, a no ser que la Unión Europea (UE) dé ayuda económica y logística para reasentar a un millón de sirios en esa "zona segura".

Estos sirios huyeron de un conflicto en su país que comenzó en 2011 y que sigue hasta hoy, siendo el país vecino Turquía y Líbano los principales lugares a los que llegaban, entre otros medios, por botes atravesando el Mediterráneo.

Los anuncios de retiradas de siria de Washington

Esta es la tercera vez que Washington que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha llamado a una retirada de sus tropas desde 2018.

La primera fue el 4 de abril de 2018 cuando Trump insistió en la retirada de sus tropas del país, después fue el pasado diciembre cuando anunció el repliegue de los cerca de 2.000 militares estadounidenses que combaten en Siria en el marco de la coalición internacional, aunque finalmente la Casa Blanca anunció que dejaría en Siria a unos 200.

Trump, después del anuncio de este 6 de octubre, aseguró hoy que "es hora" de retirarse de "estas ridículas guerras sin fin, muchas de ellas tribales, y devolver a nuestros soldados a casa".

El control de Turquía en Siria

Turquía ha realizado dos importantes campañas militares entre 2016 y 2018 en el norte de Siria.

En sendas operaciones ocuparon un área fronteriza que va desde Azaz a Yarabulus y en 2018 ocuparon el cantón kurdo de Afrín, en una ofensiva en la que las tropas turcas fueron respaldadas por facciones armadas sirias opositoras a Damasco, en la operación bautizada Rama de Olivo.

Turquía quiere seguir el mismo patrón de las anteriores ofensivas y ocupar las áreas del este del río Éufrates.

Además de en el noreste de Siria, Turquía pactó con Rusia una zona de seguridad en el noroeste de Siria donde las tropas turcas están estacionadas en puestos de observación en la región de Idlib y alrededores, donde actualmente las tropas sirias y su aliada Rusia llevan a cabo una ofensiva.

EFE

¿Qué opinas?