Palestina
Médicos palestinos transportan a un hombre herido durante un enfrentaminento con el ejército israelí en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza. | Fuente: EFE

Dos palestinos murieron durante manifestaciones contra el Ejército israelí que tuvieron lugar en la franja de Gaza y en Cisjordania, lo que eleva a tres el número de muertos en la jornada.

La última víctima es un joven de 21 años que participó en una protesta contra soldados estacionados en la frontera entre Gaza e Israel, en la que otras 21 personas resultaron heridas, informó el portavoz del Ministerio de Salud en ese territorio, Ashraf Al Qidra. Los hechos ocurrieron a la altura de la ciudad de Janiunes, donde el joven sufrió un impacto de bala en la cabeza.

En esa misma zona, soldados israelíes hallaron un potente artefacto explosivo adherido a un teléfono celular en la verja fronteriza, lo que indica la posible intención de detonarlo al paso de alguna patrulla, como ocurrió hace dos días, informó el servicio de noticias Ynet.

Mientras, en el territorio ocupado de Cisjordania, otro joven palestino murió en un hospital de Ramala horas después de recibir un letal impacto de bala en el pecho en el curso de una manifestación contra Israel.

Los hechos en este caso ocurrieron en la aldea de Sinyil, al noreste de la capital administrativa de Cisjordania.

La agencia local Maan indica que a lo largo de la jornada cerca de 80 palestinos han sufrido heridas de bala, uno de ellos aún en estado crítico, en el curso de las distintas manifestaciones en Cisjordania.

Los disturbios se enmarcan en la ola de violencia que comenzó a principios de octubre y en la que han muerto hasta ahora 129 palestinos, más de la mitad atacantes o supuestos atacantes de israelíes.

Es el caso del tercer palestino muerto hoy, abatido en la localidad de Silwad, al noroeste de Ramala, después de tratar de empotrar su coche contra un grupo de policías israelíes de fronteras que dispersaba una manifestación, informó la portavoz policial Luba Samri en un comunicado.

Los agentes consiguieron refugiarse a tiempo detrás de un bloque de hormigón y abrieron fuego contra el palestino.

Una hora antes, en un suceso similar en el paso de Qalandia, entre Ramala y Jerusalén, un palestino resultó herido por disparos de un vigilante israelí después de que intentara atropellar a un grupo de militares que custodiaban el lugar.

Fuentes del Ejército informaron de que el palestino, de unos 30 años, llegó al control y aceleró en la sección destinada al paso de coches y camiones, tras lo cual saltó del vehículo.

"El coche se estrelló contra un bloque de hormigón", señaló la Policía en un comunicado.

El palestino se dirigió después corriendo hacia un grupo de soldados y policías, uno de los cuales le disparó "en la parte inferior del cuerpo tras desoír la orden de que se detuviera".

En los ataques palestinos han muerto hasta ahora 18 israelíes y tres personas de otras nacionalidades.

EFE