MEXICO-CRIME-VIOLENCE-CORPSES-PROTEST
Familiares de personas desaparecidas de varios estados de México sostienen retratos de sus seres queridos. | Fuente: AFP

Cinco hombres fueron ejecutados en el estado de Guanajuato, en el centro de México, elevando a 23 el número de asesinatos registrados entre miércoles y jueves en esta región, que ha sufrido una escalada de violencia relacionada con el crimen organizado, informó el gobierno.

Un comando obligó a los cinco hombres de entre 27 y 48 años a formarse en línea en plena calle del municipio de Pénjamo para cuestionarlos sobre el paradero de otra persona y, al no obtener respuesta, abrió fuego contra cada uno, detalló en un parte la policía local que citó a testigos.

Todas las víctimas, que estaban conviviendo afuera de una tienda de comestibles, ya fueron identificadas y ninguna tiene antecedentes penales, añadió el reporte.

"En el lugar se recogieron casquillos percutidos de calibre corto y grueso", indicó.

Otros asesinatos

Horas antes fue ejecutado un empleado de la estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), en el municipio de Salamanca, en el que se encuentra una refinería. Su cuerpo fue hallado en el interior de un automóvil con mensajes amenazantes al estilo de los narcotraficantes.

En el mismo municipio, en las primeras horas de este viernes, en calles de un barrio popular, la policía localizó el cuerpo cercenado de un hombre y su cabeza colocada en el piso.

El resto de los homicidios fueron perpetrados en las ciudades de Guanajuato, homónima del estado, León, Celaya, Cortázar, Apaseo el Grande, Acámbaro, Abasolo, San Francisco del Rincón y Valle de Santiago, señaló el parte.

Violencia sin precedentes

Guanajuato, sede de buena parte del sector manufacturero mexicano orientado a la exportación y destino favorito de turistas estadounidenses, ha experimentado una escalada de violencia criminal el último año debido a las grandes mafias mexicanas que se diputan las actividades delictivas en el estado.

Cárteles de la droga como Jalisco Nueva Generación, Sinaloa y Los Zetas operan allí y se dedican a delitos como el secuestro y el robo de combustible, según autoridades de seguridad.

La violencia en México ha dejado más de 200,000 personas asesinadas desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó un polémico operativo militar antidrogas.

Información de AFP