Salió a cazar osos y cuando regresó uno había matado a su esposa y a su bebé de diez meses

Valérie Théorêt era una maestra que estaba de licencia por maternidad y junto a su familia se había instalado en una zona silvestre de Canadá. Ella y su bebé fueron atacadas por un oso pardo.  

Valerie Theoret y Gjermund Roesholt se fueron a vivir en una zona salvaje de Canadá. | Fuente: CBC News

Una madre y su bebé de diez murieron en un presunto ataque de oso grizzly en el territorio de Yukón, en el noroeste de Canadá, informaron las autoridades.

Valerie Theoret, de 37 años, se encontraba al parecer paseando con su hija Adele Roesholt, de 10 meses, cuando el animal las atacó el lunes. Sus cuerpos fueron descubiertos por su pareja y el padre de la niña, Gjermund Roesholt, quien había salido a verificar sus trampas de caza. 

La cabaña se encuentra cerca en las orillas del lago Einarson, más de 400 kilómetros al noreste de Whitehorse, la única ciudad de Yukón.

Casi inmediatamente después de presenciar la devastadora escena. El hombre se enfrentó a un oso, lo que le llevó a pensar que se trataba del mismo animal, y logró dispararle y matarlo cuando este se le abalanzó.

La Real Policía Montada de Canadá y el forense están investigando el incidente como "el presunto ataque de un oso", dijeron en un comunicado. Según la forense Heather Jones, las dos habían estado solas en la cabaña cuando ocurrió el ataque.

La pareja se había instalado en la cabaña mientras duraba el permiso de maternidad de Theoret, quien era maestra en una escuela primaria de Whitehorse.

Según los forenses, la pareja había estado cazando en el lago Einarson durante los últimos tres meses.

Un amigo de la pareja Rémy Beaupré dijo que la pareja compró su trineo y trampas para cazar, y que eran personas ávidas de aire libre. “Es un gran golpe. Todos están totalmente devastados en este momento”, señaló.

“Estaban, estoy 100% seguro, bien preparados para cualquier cosa que pudiera haber ocurrido. Pero, nunca se sabe”, añadió.

El clima cada vez más inestable y la intromisión en el hábitat natural de algunas especies animales han causado varios ataques en los últimos dos años en Canadá, incluido el asesinato en agosto de un cazador inuit por un oso polar en Nunavut, en el extremo norte del país. (Con información de AFP)


Sepa más:
¿Qué opinas?