Australia
La nueva ola ha provocado largas filas en los centros de pruebas PCR. | Fuente: EFE

Australia reportó el martes casi 50 000 contagios de la COVID-19, una cifra histórica impulsada por la variante ómicron que llevó a que la población multiplicara los test.

La subdirectora médica Sonya Bennett precisó que Australia registró 47 738 infecciones del coronavirus en 24 horas, por encima de los 38 000 casos del lunes, ante la diseminación de ómicron.

Indicó que los hospitales del país atienden a 2 362 personas por el coronavirus, casi el doble de una semana antes.

Pero el número de personas en cuidado intensivo fue mucho menor, 184, con 59 de ellas conectadas a un ventilador, igual que una semana antes.

"El número de casos continúa subiendo, son números que no habíamos visto en Australia", afirmó Bennett.

Pocos pacientes graves

Aunque la propagación de ómicron dejó a pocos pacientes gravemente enfermos, provocó una corrida en busca de las pruebas caseras de antígeno y largas filas de horas en los centros de pruebas PCR.

Australia había logrado suprimir casi por completo las infecciones durante gran parte de la pandemia mediante cierres de frontera y una campaña agresiva de pruebas y trazado.

Pero su política de cero COVID se acabó con una oleada previa de contagios provocada por la variante delta.

Australia depende ahora de la vacunación para proteger a su población, de la cual 91,5 % de los mayores de 16 años tiene la inoculación completa. (AFP)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: