Juan Guaidó señaló, vía Twitter, que absolutamente nadie puede permanecer indiferente ante la muerte del militar fallecido, Rafael Acosta Arévalo. | Fuente: EFE

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, denunció este sábado la muerte tras torturas de un militar detenido y bajo custodia del régimen de Nicolás Maduro, y que estaba acusado de planear un golpe de Estado contra el líder chavista.

"No hay palabras para describir este abominable hecho. Hemos establecido contacto inmediato con la familia y la comisión de la ONU en Venezuela", dijo el jefe del Parlamento venezolano en Twitter al hacerse eco de la información que divulgó antes la defensora de los derechos humanos Tamara Suju.

"Familia militar: no están solos, habrá justicia. Dictadura asesina, criminal y torturadora: esto no se quedará así", añadió Juan Guaidó, siempre en Twitter, donde también pidió a los funcionarios venezolanos "expulsar (a los) invasores cubanos y defender (la) Constitución".

¿Quién era el militar fallecido?

El militar fallecido, Rafael Acosta Arévalo, pertenecía a la Armada, donde ostentaba el cargo de capitán de corbeta.

De acuerdo con reportes de la prensa venezolana, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces de inmediato los motivos de su aprehensión.

Suju aseveró en su denuncia que el militar presentaba "graves signos" de tortura cuando fue presentado en tribunales, y que no podía hablar o ponerse en pie.

"(El) juez ordenó traslado al hospitalito (militar) y falleció hoy a la 1 am. Hago responsable a Nicolás Maduro", agregó la abogada.

El régimen de Nicolás Maduro denunció el miércoles que desactivó un golpe de Estado que se produciría entre el 23 y 24 de este mes, y que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo. Un día después el fiscal general, Tarek Saab, informó que Acosta Arévalo formaba parte del plan, y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares.

EFE

¿Qué opinas?