Nicolás Maduro, líder del régimen chavista. | Fuente: AFP

En medio de una crisis humanitaria sin precedentes y una economía desgastada por la hiperinflación, el régimen de Nicolás Maduro decidió adelantar la Navidad para noviembre y ordenó a cada ministerio organizar una fiesta.

Las celebraciones navideñas dispuestas por Nicolás Maduro se iniciaron el 1 de noviembre con el encendido de una cruz en el cerro Ávila de Caracas, que desde hace más de 50 años se ha prendido solo el 1 de diciembre.

Según la información recogida por El País, el lujoso Hotel Humboldt ubicado en una montaña de Caracas fue iluminado con luces amarillas, azules y rojas. Maduro festejó y bailo con su esposa, así se pudo ver en un video difundido por el mismo líder chavista en su cuenta de Twitter.

“Nadie nos va a quitar la alegría ni la paz. Nadie nos va a quitar la determinación de mantener la paz. Serán dos meses de alegría para los niños. En el 2020 vamos a florecer, y no porque yo me llame Cilia Flores, sino porque tenemos un pueblo y un presidente firme para dar felicidad a todos los hogares”, dijo la esposa de Maduro.

Maduro, inmerso en una pugna por el poder con el jefe parlamentario Juan Guaidó, atribuye el colapso de la economía a las sanciones económicas de Washington contra Venezuela y la estatal petrolera PDVSA.

Las medidas, que incluyen un embargo petrolero desde abril y el congelamiento de los activos del país en Estados Unidos, se han recrudecido este año con el respaldo estadounidense a Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países.


¿Qué opinas?