La música no puede salvar al mundo, pero sí puede ayudar, porque "salva a los jóvenes de la violencia y las drogas", dijo a Efe el pianista chino Lang Lang, embajador cultural de la empresa española Telefónica.

El famoso pianista internacional se encuentra en México como parte de la gira "Juntos para transformar" que está realizando por varios países de América Latina.

Explicó que la música incluso cambia la mentalidad de la gente, como sucedió en Venezuela, donde se organizó una orquesta con niños pobres, quienes modificaron su manera de pensar debido a que adquirieron nuevas habilidades, lo que les ayudará para ser maestros de las nuevas generaciones y ganar dinero.

"La música nos afecta de manera profunda y eficaz, abre nuestra mente, nuestro corazón y nuestro conocimiento, cuando escuchamos y aprendemos música estamos aprendiendo la experiencia de otra vida a través de una pieza musical", explicó.

Afirmó que la música transforma a quien la interpreta. "Te vuelve otra persona, mucho más imaginativa, más abierta y más creativa", agregó, y señaló que él disfruta subir al escenario y entregar allí sus energías.

Asimismo agregó, es que en "la música no podemos saber con exactitud el significado de cada melodía, cada quien tiene su propia interpretación".

Lamentó mucho que debido a la crisis económica mundial en muchos países se eliminó la educación musical en las escuelas, lo que es necesario revertir, ya que la educación artística es fundamental para el individuo.

"Mucha gente piensa que ni la música ni el arte son tan importantes, porque no vemos un resultado inmediato; pero, si el mundo fuera cosa solo de resultados, no habría nada interesante... Es importante mantener la música viva en las escuelas", afirmó Lang Lang.

EFE