RPP/Rolando Gonzales

A ritmo de la salerosa marinera norteña, se vive en Trujillo un ambiente jolgorio por Fiestas Patrias.

Con un vistoso pasacalle, en la que predominó el color rojo y blanco, pobladores e instituciones se anticipan a conmemorar los 192 años de la independencia del Perú, la cual busca promover remembranzas culturales de la historia que permita a la comunidad integrarse y sentirse orgullosa de nuestra tradición.

Los caballos de paso y parejas de marinera, al igual que los zancos y arlequines, fueron la atracción de los turistas nacionales y extranjeros y público general que llegaron hasta la plaza de armas para disfrutar de esta actividad que fue amenizada por la banda de músicos de la Policía Nacional.

Lea más noticias de la región La Libertad