Referencial

El Gobierno Regional de Áncash no cuenta con un plan de reactivación económica, ni con una ruta determinada para conseguir los 4 mil millones de soles que se necesitan para culminar las obras paralizadas y ejecutar nuevos proyectos, expresó el gobernador Waldo Ríos Salcedo.

Dijo que la única forma de conseguir este financiamiento es a través del Gobierno Central y refirió que ha pedido hasta en tres oportunidades audiencias con el presidente de la República, Ollanta Humala; y con los representantes del Congreso y del la Presidencia del Consejo de Ministros.

Asimismo, Ríos expresó que la comisión que investiga el estado de las obras paralizadas no ha informado en qué situación se encuentran, cuáles de ellas están judicializadas y cuántas han sido intervenidas por corrupción.

Respecto al planteamiento del consejero Ángel Durán de reducir los sueldos y dietas, el gobernador manifestó que está de acuerdo con todas las propuestas que ayuden a mejorar la economía de Áncash.

“No tengo miedo de vivir en la pobreza”, sostuvo, aunque precisó que aún no conoce la iniciativa.

Lea más noticias de la región Áncash