RPP/Walter Samuel Neyra

Ante las bajas temperaturas, la Dirección de Salud Apurímac II (Diresa) en la provincia de Andahuaylas, se declaró en alerta verde.

En tanto, un total de 84 establecimientos de salud que funcionan en los 19 distritos de la provincia cuentan con el stock completo de medicamentos.

Tambien se ha dispuesto la inamovilidad del personal profesional y asistencial, y la de los médicos serumistas que se dedican a la atención de los pacientes especialmente en las zonas altoandinas.

Al respecto, el coordinador de la Oficina de Defensa Nacional de la Diresa, Carlos Quispe Rivas, señaló que han emprendido una campaña de emergencia preventiva asistencial con charlas en las comunidades.

La finalidad, manifestó, es prevenir complicaciones de la salud a raíz de las Infecciones Respiratorias Agudas que se han incrementado en gran medida.

Lea más noticias de la región Apurímac.