Referencial/RPP

Ciento cincuenta hectáreas de cultivos agrícolas fueron dañados por la granizada registrada en el distrito de José María Arguedas de Andahuaylas (región Apurímac).

Las plantaciones afectadas son de papa y quinua, así lo dio a conocer el director de Agricultura, Modesto Medina, tras la evaluación hecha por un equipo técnico.

Los fenómenos de la naturaleza, que están acompañados de fuertes vientos y lluvias, se producen en la zona altoandina y los daños superan las 1 000 hectáreas de cultivos perdidos.

Lea más noticias de la región Apurímac